www.lajiguera.com

    Información Y Reservas: 669 55 06 55     E-Mail

Agenda de la Casa Rural La Jiguera       
 

El viajero que llegue a Extremadura se encontrará con una región extensa, tanto en lo geográfico como en lo histórico, cultural, arquitectónico y paisajístico. La explosión de color con la floración de los cerezos en el Valle del Jerte, los bosques de castaños y robles en las sierras del norte, las grandes dehesas del oeste y sur de la región o los extensos campos de viñedos de Tierra de Barros merecen por sí mismas una visita a estas tierras. Desde las sierras del Sistema Central al norte hasta Sierra Morena al sur, la comunidad extremeña ofrece una inmensa variedad de ecosistemas que hacen de esta tierra un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza en estado puro.

La preocupación por salvaguardar sus valores naturales se articula principalmente en la declaración de una numerosa red de espacios naturales:

  • Parque Nacional: Monfragüe
  • Parques Naturales: Cornalvo - Sierra Bermeja y Tajo Internacional
  • Reserva Natural: Garganta de los Infiernos
  • Monumento Natural: Los Barruecos
  • Zonas de Especial Protección de Aves: Llanos de Cáceres, Sierra de San Pedro, Embalse de Orellana - Sierra de Pela, y Sierra Grande de Hornachos.

Para los estudiosos de las huellas del ser humano a través de los siglos las tierras extremeñas son ricas en vestigios de diferentes civilizaciones: lusitanos, vetones, romanos, árabes, visigodos. De los restos prehistóricos en la región son especialmente destacables los localizados en Valencia de Alcántara que cuenta con la que, posiblemente, sea la mayor y mejor conservada dispersión dolménica de la península. Mención aparte merecen dos conjuntos arquitectónicos de primer orden: los restos romanos de Mérida (Emérita Augusta, fundada por el Emperador Augusto en el año 25 a. C. para premiar a los soldados veteranos (emeriti) de las legiones V Alaudae y X Gemina) y el trazado medieval de Cáceres.

Ambos núcleos fueron nombrados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

De la época medieval subsisten impresionantes castillos en diferentes estados de conservación: Trujillo, Granadilla, Monroy  y Belvís de Monroy, Alburquerque, Alconchel, Azagala, Feria, Medellín, Burguillos del Cerro, Segura de Léon, etc.,  que conservan la huella, las historias y leyendas de la diferentes órdenes religioso-militares que guerrearon contra los árabes durante la reconquista: la Orden de Santiago (proveniente de la antigua orden de los “frates de Cáceres”), la Orden de Alcántara (proveniente de la de San Julian del Pereiro), la de Calatrava y fundamentalmente la Orden del Temple (los originarios Pobres Soldados de Cristo). De entre ellas probablemente la más importante, al menos en proporción a los territorios que controlaban, fue la de los templarios que contaron en Extremadura con cuatro encomiendas, Capilla, Alconétar, Valencia del Ventoso y Jerez de los Caballeros en lo que se considera el mayor territorio templario de Castilla. la localidad jerezana fue el último bastión del Temple en Extremadura.

Los pueblos y ciudades de Extremadura siguen conservando el encanto de la tradición en sus costumbres, su gastronomía, sus fiestas. Fiestas de interés turístico regional como “los escobazos” en Torrejoncillo, “romerías de San Isidro” en Valencia de Alcántara y Fuente de Cantos,  “la fiesta de la tenca” en la Mancomunidad Tajo-Salor-Almonte, “la enramá” en Pinofranqueado,  “el jarramplás” en Piornal, “las carantoñas” en Aceúche, “el peropalo” en Villanueva de la Vera, “los empalaos” en Valverde de la Vera, “el chíviri” en Trujillo y así hasta un total de 37.

Los productos gastronómicos extremeños cuentan con 10 denominaciones de origen y 2 indicaciones geográficas protegidas. Desde los aceites de Gata-Hurdes hasta los quesos de la Serena, desde la torta del Casar hasta la miel de Villuercas-Ibores, pasando por productos como la cereza del Jerte, el pimentón de La Vera o los vinos de la Ribera del Guadiana. La cantidad de la materia prima da origen a una extensa y variada oferta gastronómica que podrá satisfacer, sin duda, a los paladares más exigentes.


 
   

© 2008. Casa Rural La Jiguera. Todos los derechos Reservados. Diseño y Desarrollo: J.Chero